5 consejos para utilizar lentes de contacto en Halloween


Halloween
Evita el uso de máscaras completas que no dejen entrar oxígeno a los ojos

La tradición anglosajona de Halloween se ha popularizado dentro de nuestra sociedad en los últimos años. En este sentido, son cada vez más los mayores y pequeños que, durante la noche del 31 de octubre, se disfrazan y caracterizan de vampiros, esqueletos, zombis y otros personajes propios de las películas de terror. Para ello, utilizan una serie de accesorios que, en ocasiones, adquieren en Internet o en establecimientos que no cuentan con autorización expresa para su venta ni con un control sanitario.

Uno de estos elementos característicos de los disfraces son las lentes de contacto de fantasía, una variedad de lentilla que ofrece a su usuario la posibilidad de cambiar la tonalidad de los ojos. Se trata de un equipamiento óptico que, en la mayoría de ocasiones, no cuentan con el control de un profesional sanitario de la visión como es el caso del óptico-optometrista. Si no se extrema la precaución al utilizar este tipo de productos, se corre el riesgo de sufrir conjuntivitisinflamaciónreacciones alérgicas e, incluso, abrasión de la córnea. En este sentido, pueden derivarse problemas adicionales como la reducción de la agudeza visual, sensibilidad al contraste y otras discapacidades visuales y oculares.

A continuación os mostramos 5 consejos para que esta luzcas tu disfraz y tus ojos no pasen una noche terrorífica.

1.- No duermas con ellas.

Si llegas a tu casa con mucho cansancio tras una noche de fiesta y te quieres ir a dormir, ten las últimas fuerzas para quitarte las lentes de contacto, a menos que la variedad que uses esté especialmente indicada para ello y que tu óptico-optometrista te haya realizado las pruebas fisiológicas y de tolerancia oportunas.

Halloween
Si vas a utilizar maquillaje facial, colócate las lentes de contacto antes

2.- Solo para uso personal.

Las lentes de contacto son un producto sanitario individualizado, con las características propias de cada usuario, por lo que pueden causar lesiones al no estar adaptadas para la otra persona. Además, en caso de aparición de bacterias, se podrían dar casos de contagios de manera fácil y rápida.

3.- Adquiérelas en centros especializados.

Los ojos están en constante evolución y están sujetos a cambios en su morfología y en otros parámetros. Evita comprar tus lentes de contacto de fantasía a través de determinadas páginas web. Mejor, acude al óptico-optometrista. La evaluación y prescripción de este profesional de la visión resulta fundamental para que puedas utilizar tus lentillas de una manera segura.

4.- Cuidado con elementos externos.

Las lentes de contacto deben estar alejadas de elementos ocularmente perjudiciales de los disfraces como el maquillaje facial, sprays, pinturas de ojos o pelucas. Podrían entrar en contacto con ellas y dar lugar a infecciones o lesiones oculares. Para utilizarlas con responsabilidad, debes extremar el cuidado, por ejemplo: colocándote las lentillas antes de usar maquillaje, procurar que las pelucas no entren en contacto con las lentes y no utilizar máscaras cerradas que no tengan ventilación, entre otras.

5.- No utilices jabón ni agua del grifo para lavarlas.

Es imprescindible optar por el líquido de mantenimiento indicado expresamente para la variedad de lente de contacto que vas a utilizar ya que, en contacto con los ojos, el jabón causa problemas de irritación y el agua del grifo puede provocar infecciones oculares muy graves.

Anterior Los riesgos de utilización de las gafas premontadas
Siguiente El COOOA advierte de que una alimentación incorrecta favorece el envejecimiento ocular

1 Comentario