Cómo proteger tus ojos si practicas deporte durante el verano


La época estival es sinónimo de mar, playa, piscina, ríos, sierra y un sinfín de actividades con las que poder relajarse o mantenerse en forma. La reducción de la jornada laboral y las vacaciones conceden más tiempo libre para disfrutar del ocio o el deporte. Sin embargo, es un periodo peligroso para la piel y los ojos, que se exponen en mayor medida a lesiones y a la radiación solar, por lo que aumenta el riesgo de padecer molestias y otros daños oculares si no llevamos una protección adecuada, ya que los accidentes y las radiaciones ultravioletas del sol son más incisivas.

Ya sea ciudad, playa o montaña debes proteger tus ojos a la hora de hacer ejercicio, unos cuidados que dependerán del ámbito deportivo y el espacio en el que se desarrolle. De esta forma, te ofrecemos una serie de consejos útiles para mantener tu visión saludable y en perfectas condiciones:

  • Llevar unas gafas de calidad es de suma importancia para practicar deporte de forma óptima durante el verano. La luz solar es más agresiva durante gran parte de la jornada. Por eso, recomendamos usar gafas de sol adquiridas en establecimientos de óptica y optometría, donde el óptico-optometrista te recomendará unas acordes con tus necesidades. Evita comprarlas en bazares, top-manta o tiendas de moda, ya que no cuentan con el control del profesional sanitario de la visión y pueden no reunir las características protectoras adecuadas, poniendo en riesgo nuestra visión y dañando seriamente nuestros ojos.
  • Ya seas un nadador experimentado o porque simplemente te vas a la playa o a la piscina a darte un baño para mitigar los efectos del calor, no olvides la protección visual también dentro del agua. Las piscinas son un importante foco de irritaciones e infecciones oculares. Te aconsejamos utilizar gafas de piscina, incluso graduadas, que cubran toda la superficie ocular, o de buceo, ya que ayudan a protegerte de las bacterias presentes en el agua.
  • Tenemos por costumbre frotarnos los ojos con el brazo o la mano cuando estamos corriendo o haciendo ejercicio para quitarnos el sudor. Sin embargo, no somos conscientes de que hacer esto con las manos sucias podría provocarnos infecciones oculares. Lo recomendable en estos casos es llevar una toalla con la que secarte o limpiarte las manos si no tienes la posibilidad de lavártelas.

  • Consulta a tu óptico-optometrista por gafas de sol polarizadas para la conducción, playa o montaña ya que poseen un filtro especial con el que bloquear la luz reflejada, evitar el deslumbramiento y mejorar el contraste de las imágenes, además de proporcionar una mejor protección ante los rayos ultravioletas, disminuyendo la posibilidad de sufrir fatig a ocular, fotofobia o lagrimeo.
  • Existen filtros solares especiales, incluso graduados, en función del deporte que practicamos (ciclismo, vela, fútbol, tenis, golf, ). Los más utilizados son las tonalidades basadas en el marrón, el verde y el gris, donde todos ellos deben aumentar el contraste y permitir la percepción de colores con muy pocas alteraciones. Lo aconsejable es acudir a tu óptico-optometrista para que te recomiende uno según la ametropía.

  • Si te apasionan los deportes de interior, como squash, fútbol sala o bádminton, es normal sufrir en alguna ocasión contusiones, choques, caídas o pelotazos. Para prevenir daños y mantener nuestros ojos completamente protegidos es útil llevar gafas especiales fabricadas con materiales ligeros y resistentes a los impactos.
  • Atrévete también a usar para tus actividades deportivas, las lentes de contacto para compensar tu corrección óptica. Son una buena adquisición por ser un sistema cómodo y fiable. Consulta a tu óptico-optometrista por las lentes desechables de uso diario de alta permeabilidad que inicialmente requieren poca inversión, no necesitan mantenimiento y son muy higiénicas.

¿Quieres obtener más información y consejos útiles para cuidar tu vista? Acude a tu óptico-optometrista de confianza y visita nuestro Facebook, Twitter e Instagram.

Anterior Los 10 mandamientos de la visión en verano
Siguiente 10 consejos visuales para la ‘Vuelta al cole’