¿Conoces los verdaderos peligros de la radiación solar?


gafas solLa exposición al sol conlleva una responsabilidad que nos atañe a todos por igual, si no queremos sufrir las negativas consecuencias de la radiación solar. Concretamente, las emisiones más nocivas para las estructuras oculares son los rayos ultravioletas. Esta radiación no suele alarmar al afectado en el momento de la exposición con daños perceptibles inmediatos, ya que los síntomas se van presentando, progresivamente, a lo largo del tiempo (quemaduras, cataratas y degeneraciones retinianas).

Por este motivo, para protegernos la zona ocular de las radiaciones solares, es fundamental el uso de gafas de sol homologadas de calidad.

Al igual que con otros aspectos, existen determinados grupos de riesgo dentro de la sociedad, tales como los niños y adolescentes, los deportistas y trabajadores al aire libre o las personas que hayan sufrido alguna cirugía ocular, entre otros.

Para evitar problemas oculares, es necesario tener en cuenta los siguientes factores a la hora de realizar alguna actividad al aire libre:

  • Evitar la exposición continuada al sol durante las horas centrales del día: 11:00 a 17:00 horas, ya que hay una mayor radiación solar.
  • Poner especial atención en zonas de montaña o playa, donde el riesgo aumenta considerablemente debido a que estas superficies reflejan en mayor medida los rayos del sol. Para hacernos una idea, en la arena de la playa se refleja un 10% de los rayos ultravioletas. Por su parte, el agua incrementa este peligro en un 20%.
  • Proteger los ojos durante los días nublados. Los rayos UV se dispersan y pueden llegar a los ojos un mayor porcentaje de radiación difusa que en días soleados.
  • Atención a la situación geográfica en la que nos encontremos: a mayor cercanía del Ecuador, mayor es la probabilidad de sufrir un daño en nuestra estructura ocular.

gafas sol

Las personas que sufren alguna enfermedad y se encuentran bajo tratamiento médico y toman alguno de estos fármacos: antibióticos, antineoplásicos, tranquilizantes, antipsoriásicos, anticonceptivos o antihistamínicos; deben tener especial cuidado durante la exposición solar. Estos medicamentos pueden ocasionar en el paciente una mayor absorción de los rayos ultravioletas en el cristalino y la retina.

Anterior 100.000 conductores podrían estar circulando en Andalucía con una agudeza visual inferior a la permitida
Siguiente 9 consejos para cuidar los ojos en verano