Lentes de contacto permeables al gas (RGP) o semirígidas


Lentes-contacto-permeables

Los lentes duros más comúnmente utilizados hoy en día son las lentes de contacto permeables al gas (RGP por sus siglas en inglés). Las lentes RGP mantienen su forma y permiten un libre flujo de oxígeno entre los lentes y la córnea.

Las lentes de contacto de gas permeables representan una excelente opción para la corrección visual, ofreciendo algunas ventajas con respecto al uso de lentes convencionales o lentes de contacto blandas:

  • Suelen ser más duraderas. No son fácilmente rompibles o desgarrarse y son más fáciles de limpiar.
  • Para ciertas ametropías o pacientes proporcionan una mejor visión o más estable ya que están hechos de material más rígido por lo que su forma se mantiene y no se cambia fácilmente.
  • Proporcionan una mejor resistencia a la adherencia de los depósitos. Las proteínas y los lípidos de las lágrimas no se adhieren fácilmente a la RGP.

El óptico-optometrista las recomendará en casos de ametropías o condiciones oculares que necesiten estas ventajas en comparación con otros materiales.

Anterior Lentes oftálmicas con filtro solar
Siguiente Lentes de contacto esclerales