Nuevas tecnologías y salud visual


nuevas-tecnologías

En los últimos años se ha producido un aumento considerable de casos de personas que sufren conjuntivitis y ojos secos por un uso excesivo de dispositivo tecnológicos, como teléfonos móviles, tabletas digitales o monitores de ordenador. Este tipo de herramientas obligan a realizar un esfuerzo visual mayor frente a la luz que procede de la pantalla.

El cansancio visual derivado de un decrecimiento en el parpadeo y un lagrimeo insuficiente, puede provocar efectos negativos, como enrojecimiento y picor ocular, fotofobia y disminución de la agudeza visual.

Ante la inevitable irrupción de las nuevas tecnologías como elementos imprescindibles en el día a día, es necesario que los usuarios reciban educación técnica por parte del óptico-optometrista para realizar un uso responsable de las mismas.

El uso de fuentes de iluminación LED (diodos emisores de luz) está creciendo de manera exponencial tanto en iluminación, dispositivos de uso personal y doméstico, smartphones, pantallas de ordenador, etc. Su alto contenido de radiaciones de banda azul puede ser dañino para el sistema visual a medio plazo por lo que es recomendable el uso de gafas con tratamientos y filtros específicos UV/Azul.

La estancia en habitaciones dotadas de una adecuada iluminación, la relajación del sistema visual a través de pequeños descansos, distancias adecuadas de uso, el uso de lágrimas artificiales y el respeto de las horas de sueño son algunas de las recomendaciones que este profesional de la visión puede hacer al usuario que lo necesite

Anterior Anomalías oculares patológicas
Siguiente Alergias y salud visual