Problemas acomodativos: Presbicia o vista cansada


Presbicia

La disminución natural más importante de la capacidad de acomodación se produce entre los 20 y los 40 años de edad. A partir de esa edad, la pérdida de acomodación suele afectarnos a la visión en nuestra distancia normal de trabajo (de 35 a 40 centímetros). Es lo que se conoce como presbicia, presbiopía o, popularmente, vista cansada.

En el proceso de acomodación intervienen múltiples mecanismos, que van perdiendo funcionalidad y elasticidad afectando a la población en general a edades actualmente medianas. Los primeros síntomas son muy concretos: se ven los objetos cercanos desenfocados, para leer hay que alejar el texto y se necesita más luz. Esta condición afecta por igual a emétropes (personas que nunca antes habían llevado gafas) miopes y a hipermétropes, aunque estos suelen sufrirla antes.

Aunque no existe una forma de prevención, ya que la presbicia es un problema que afecta de forma general a la población, el óptico-optometrista evalúa el estado de la acomodación y proporciona a la población una serie de alternativas para su corrección o compensación, como gafas o lentes de contacto monofocales, que permiten enfocar a una determinada distancia y bifocales y progresivas, que permiten enfocar a varias distancias.

Anterior Alteraciones en la acomodación (pacientes no présbitas)
Siguiente Problemas de fusión y supresión

1 Comentario