Progresivos


PROGRESIVOS

La presbicia es la consecuencia de una pérdida progresiva de la capacidad que tiene el sistema visual para enfocar y producir en la retina una imagen nítida de los objetos que están cerca (acomodación). Resulta más precoz en los hipermétropes y aparece con más retraso en los miopes. Para los emétropes (personas que no han necesitado nunca gafas o lentes de contacto) suele ser más incómodo este cambio en su capacidad visual.

Las gafas con lentes oftálmicas progresivas son una inmejorable solución para compensar esta presbicia y ofrecer una visión natural precisa y sin esfuerzos para todas las distancias, aunando en una misma lente todas las potencias necesarias para la correcta visión del usuario. Es la lente ideal para aquellas personas que requieren de una visión integral.

Fuente

Utilizar gafas progresivas no significa tener que llevarlas todo el día puestas. Su uso dependerá del grado de dificultad visual de cada paciente, pero todos los présbitas, tengan alguna ametropía anterior como miopía, astigmatismo o hipermetropía o aquellas personas que solo tienen vista cansada, pueden encontrar en el uso de gafas progresivas múltiples ventajas.

En las secciones adjuntas desglosamos las propiedades, cualidades y variantes que actualmente existen para este sistema de compensación visual. Consulta a tu óptico-optometrista para tener una información más detallada y personalizada.