Salud ocular del polo posterior


Salud-polo-posterior

Denominamos Polo Posterior a las estructuras localizadas en la parte posterior del globo ocular, entre otras: vítreo, coroides, retina y papila o disco óptico. Esta zona del ojo también requiere una atención especial para detectar y prevenir lesiones por post-traumatismos, hemorragias, inflamaciones, degeneraciones e infecciones.

Siguiendo los consejos que proporciona el óptico-optometrista en situaciones determinadas, podemos promover evitar patologías características del polo posterior, que afectan principalmente a la retina, como la retinopatía diabética, DMAE, degeneraciones retinianas, patologías maculares o desprendimiento de retina, entre otras.

Podemos contribuir a la atención primaria de la visión:

  • Fomentando el uso de protección adecuada mediante gafas herméticas y/o gafas con el filtro adecuado (para la prevención de degeneraciones y queratitis) dependiendo del riesgo laboral u ocupacional específico al que se exponga la persona.
  • Promoviendo la prevención de traumatismos oculares en los deportes y tiempos de ocio, utilizando pantallas de protección o gafas anti impacto adecuadas.
  • Cualquier persona que haya recibido un traumatismo ocular contuso de leve, moderado o   severo requiere una exploración para verificar que las estructuras internas y la presión intraocular siguen normales, cuanto más si se sospecha la presencia de hemorragias y de posibles cuerpos extraños intraoculares o intraorbitario.
Anterior Salud ocular del polo anterior
Siguiente Lente de contacto multifocal