Terapia por insuficiencia acomodativa


14--Terapia-por-insuficiencia-acomodativa

Existen casos en que las alteraciones en la visión no pueden ser compensadas totalmente con métodos de corrección como gafas o lentes de contacto por determinadas razones, haciendo necesaria una evaluación del óptico-optometrista para analizar y destacar el método adecuado para que la persona supere esa deficiencia.

Uno de estos casos corresponde a la existencia de una capacidad acomodativa insuficiente de origen funcional. Suelen cursar con episodios mantenidos u ocasionales de visión borrosa en visión próxima y/o lejos y no relacionados directamente con un defecto refractivo no compensado, pérdidas de transparencia o patologías. Otros síntomas en actividades de cerca pueden ser:

  • Ojos enrojecidos o cansados después de realizar el trabajo.
  • Dolores de cabeza cuando lee o escribe.
  • Parpadea excesivamente.
  • Fatiga visual y/o abandono de la tarea.
  • Problemas de sostenimiento de la atención.

Aunque esta anomalía visual se manifiesta en personas de cualquier edad, su temprana detección y compensación adquiere una vital importancia en niños y adolescentes, ya que si no se soluciona a tiempo, puede ocasionar un bajo rendimiento escolar.

Esta disfunción suele manifestarse mediante cefaleas, fatiga visual, falta de comprensión lectora o visión doble, entre otros. Para reducir la aparición de estos síntomas entra en juego la terapia visual. En las diferentes sesiones y a través de una serie de ejercicios, el óptico-optometrista educa a la población haciendo que modifique su comportamiento visual mediante el aprendizaje de nuevos esquemas que permiten estimular e incrementar la amplitud de acomodación, así como la velocidad y flexibilidad de la respuesta acomodativa. Con esto se eliminan conductas inadecuadas y se favorece una mejora progresiva de la visión.

 

Anterior Ayudas con Sistema óptico microscopio (MS)
Siguiente Terapia por insuficiencia de divergencia

1 Comentario