Tipos de filtros o lentes solares


Además de la categoría que presente, el Óptico-optometrista también aconseja al usuario qué color o tipo de lente debería utilizar en función de sus necesidades. Los filtros o lentes deben considerar las condiciones visuales del usuario, su edad y el confort durante su uso. Es muy importante que, independientemente de su color, no alteren ni modifiquen los colores naturales de los objetos y del entorno que estamos mirando. Es decir, si tenemos unas lentes verdes no podemos verlo todo verde.

Los colores de filtros de protección solar más utilizados son el marrón, el verde y el gris. Todos ellos deben aumentar el contraste y permitir la percepción de los colores con muy pocas alteraciones. Dependiendo de la ametropía de las personas:

  • El filtro MARRÓN suele ser una buena opción para personas miopes y astígmatas.
  • El filtro VERDE suele ser una buena opción para personas con hipermetropía.
  • Los filtros NARANJA o AMARILLOS son adecuados para utilizarlos en condiciones de baja luminosidad, como con niebla, nublados intensos o en la conducción de noche, ya que favorece un aumento de los niveles del contraste, por lo que NO son válidos para utilizarlos en días soleados.
  • Hay que tener especial cuidado con filtros solares ROSAS y AZULES ya que pueden modificar la percepción de los colores, algo peligroso cuando conducimos.

SOL Y FILTROS

  • Los filtros FOTOCROMÁTICOS se adaptan a la intensidad lumínica y de radiación UV del ambiente, oscureciéndose o aclarándose proporcionalmente al ultravioleta que reciben. O sea, que de noche o con luz artificial son claras o transparentes, pero con luz solar se van coloreando dependiendo de la intensidad de la misma. Suelen estar disponibles en colores marrón, gris o verde.

SOL Y FOTOCROMATICO

  • Los filtros POLARIZADOS, además de filtrar el exceso de luminancia, eliminan los reflejos horizontales que pueden llegarnos del agua, el asfalto o superficies brillantes, evitando el deslumbramiento. La luz solar vibra en todos los planos y no está polarizada. Cuando se refleja en algunas superficies como el agua, la nieve, la carretera, etc. se polariza, es decir vibra en un sólo plano, generalmente horizontal. Esta luz polarizada parásita es especialmente molesta aun con filtros de color básicos.  Las lentes de sol polarizadas son especialmente interesantes para cierto tipo de actividades al aire libre como conducir, pescar, deportes acuáticos y de nieve, aunque también nos benefician en otras muchas situaciones.

SOL y POLARIZADO

  • Los filtros ESPEJADOS están especialmente recomendados para practicar deportes náuticos y en ambientes deslumbrantes, ya que cuentan con un revestimiento en su superficie que les permite reflejar parte de la luz, impidiendo que esta llegue al ojo. Un tratamiento de alto vacío consigue el espejado de una lente generando una fina capa metálica de níquel y dióxido de silicio sobre la cara anterior.
Anterior Requisitos que debe cumplir unas gafas de sol
Siguiente Conducción y permiso de conducir