Visión y 3D


Ante la aparición de películas en tres dimensiones tanto en cines como en los hogares, hay que tener en cuenta que no todas las personas pueden disfrutar de esta tecnología. De hecho, existen determinados problemas visuales en la población bastante frecuentes que impiden percibir el efecto 3D, pudiendo incluso llegar a provocar visión doble y mareos.

La visión binocular es una capacidad innata del ser humano que permite observar el mundo en tres dimensiones, ayuda a calcular mentalmente las distancias, situar los objetos en el espacio… Cada ojo obtiene una imagen, pero es necesario que ambos ojos estén sincronizados y, para ello, es necesario que sus músculos trabajen juntos. Esta coordinación posibilita que el cerebro fusione en una sola imagen las procedentes de ambos ojos, logrando una única imagen en tres dimensiones.

Gafas 3d
Un sector de la población suele tener problemas para percibir el efecto 3D, pudiendo incluso llegar a provocar visión doble y mareos

Sin embargo, hay casos en los que los ojos no trabajan conjuntamente y las imágenes no se fusionan. Es el caso del estrabismo o ambliopía, también conocido por ojo vago. En estos casos, la persona no es capaz de ver en 3D la película, porque tampoco dispone de una visión en relieve en su vida cotidiana.

La ambliopía es la causa más común de problemas de la vista en niños. Según las últimas investigaciones, aproximadamente un 2,5 % de la población mundial sufre este problema. En España, pueden existir aproximadamente un millón de casos.

Esta anomalía, que sin un tratamiento adecuado puede causar ceguera parcial o total en uno o en los dos ojos, tiene los siguientes síntomas:

  • Mala visión en un ojo o visión deficiente en general.
  • Entrecerrar los ojos, inclinar la cabeza o cerrar un ojo para ver.
  • Una percepción de profundidad baja (dificultad para juzgar distancias).
  • Un ojo desviado hacia afuera o hacia adentro.
  • Guiños y dolores de cabeza.
  • Parpadeo excesivo o frotar los ojos con frecuencia.

En definitiva, esta tecnología 3D puede suponer un esfuerzo adicional para el cerebro de aquellas personas con problemas de visión. En estos casos, es posible que el usuario pueda manifestar visión doble, mareos e, incluso, náuseas o desequilibrios si está de pie.

Por todo ello, los profesionales sanitarios de la visión recomendamos:

  • Acudir al óptico-optometrista en caso de sentir algún malestar al ver contenido audiovisual en 3D, ya que es posible que exista un pequeño problema de visión binocular desconocido hasta entonces.
  • Los usuarios que usen gafas como corrección óptica deben utilizarlas debajo de las gafas de 3D. No obstante, si se posee algún problema de visión binocular, esta se puede manifestar a pesar de llevar corrección.
  • Durante los primeros minutos de la película se suele notar un pequeño malestar debido a que los ojos necesitan un pequeño espacio de tiempo para adaptarse. Esta situación desaparece cuando el cerebro entiende lo que está ocurriendo y la coordinación con la musculatura ocular se equilibra.
Anterior Marco legal de las gafas pregraduadas
Siguiente Lentes de contacto cosméticas en Halloween