9 consejos para cuidar los ojos en verano


Un estudio del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas de España concluye que los problemas oculares aumentan un 25% durante los meses de verano, pudiéndose derivar en grandes problemas de salud para los afectados. Por este motivo, es aconsejable proteger nuestros ojos en esta época del año, ya sea en la ciudad, la playa o la montaña, ya que las radiaciones solares son más incisivas durante este periódico.

playa
Al igual que protejes tu piel con sombrilla, debes utilizar gafas de sol homologadas para tus ojos

Para ayudaros a cuidar de vuestros ojos, hemos realizado una lista de 9 útiles consejos para superar con éxito el periodo estival sin sufrir ningún percance visual u ocular:

  1. Vacaciones en la montaña. En las alturas, la radiación aumenta en un 10-12% por cada 1.000 metros de subida, por lo que el riesgo de padecer quemaduras se incrementa notablemente.
  2. Días de sol y playa. El agua de la piscina o la playa y la arena reflejan en gran porcentaje la radiación solar, por lo que debemos extremar la precaución ante los rayos ultravioletas.
  3. Los ojos, como la piel, tienen memoria. Los rayos UV pueden provocar daños acumulativos y permanentes. Nunca debemos mirar directamente al Sol.
  4. Amanecer, atardecer y las horas centrales del día, son los momentos más peligrosos para nuestros ojos.
  5. Es aconsejable utilizar sombreros de ala ancha, ya que, si es de buen material, suponen una protección extra en nuestros ojos.
  6. Los días nublados, en cualquier época del año, provocan que los rayos del Sol se dispersen, haciendo que la radiación sea más difusa y, en consecuencia, más peligrosa.
  7. La sombrilla no suele tener protección UV: cuando te encuentras debajo de ellas en la playa debes usar protección en tus ojos y piel, ya que este tipo de artículos mantienen solo hasta un 35% de la radiación solar.
  8. Cuidado con el uso excesivo de smartphones y tablets: sus pantallas emiten luz azul que se refleja directamente en la retina, provocando cansancio ocular y enrojecimiento de los ojos. Lo ideal es utilizar gafas que reduzcan esta longitud de onda.
  9. Gafas de sol graduadas. Puedes optar por graduar los cristales de tus gafas de sol con igual o mayor protección para prevenir problemas oculares a largo plazo. Puede incorporar protección UV extra, filtros selectivos, polarización y tratamientos antirreflejos.
gafas
Las gafas de sol de calidad deben ser fijas en tu equipaje de verano
Anterior ¿Conoces los verdaderos peligros de la radiación solar?
Siguiente Lentes de contacto para niños y adolescentes